No hate. No violence
Races? Only one Human race
United We Stand, Divided We Fall
Radio Islam
Know Your enemy!
No time to waste. Act now!
Tomorrow it will be too late

English

French

Deutsch

Arabic

Swedish

Spanish

Portug.

Italian

Russ.

Bulg.

Croat.

Czech

Danish

Finn.

Hungar.

Nether.

Norw.

Polish

Rom.

Serb.

Slovak.

Indon.

Türk.

汉语
¿Quién Controla los Medios de Comunicación? – Supremacia Judia en los Medios


“Tal como está, la prensa se ​​ha convertido en el mayor poder dentro del Mundo occidental, más poderoso que el poder legislativo, el ejecutivo y el poder judicial. A uno le gustaría preguntar, ¿por quién se ha elegido y para quién es este responsable?”

Aleksandr Solzhenitsyn

(…)

Cuatro de los cinco gigantes del entretenimiento son ahora gestionados o propiedad de Judios. News Corp. de Rupert Murdoch (en el número cuatro) es el único bastión gentil (no-judío), sin embargo, Rupert es tan pro-Israel como cualquier Judío, o probablemente aún más.”

— Los Angeles Jewish Times, “Yes, Virginia, Jews Do Control the Media,” Oct. 29-Nov. 11, 1999 p. 14


Paul Heyman, productor y escritor judío de la WWE: Los Judíos somos los dueños de los Medios de Comunicación


En la película ganadora de un óscar, Network, Howard Beale, el “profeta loco” es consumido por la idea de exponer un peligro insidioso al que enfrenta Estados Unidos: La toma de control de la televisión estadounidense por parte de los árabes a través de sus petrodólares.

La película se basa en un guión ganador del Oscar por Paddy Chayefsky (un judío), que representa a una oscura trama de los árabes para comprar y controlar las cadenas de televisión. Howard Beale, interpretado por Peter Finch, es un presentador de noticias desquiciado que dice lo que piensa sobre cualquier tema, lo que resulta en ratings exorbitantes.

Imagínese si partidarios iraquí-estadounidenses de Saddam Hussein tuvieran el control de los medios estadounidenses. Supongamos que controlan las redes nacionales de televisión y fueran la mayoría de los propietarios, productores y guionistas de la televisión de entretenimiento y noticias.

La TV es un poder irresistible que llega a cada hogar estadounidense (y del mundo) – la fuente principal por el cual la mayoría de los norteamericanos aprenden sobre el mundo. Tenga en cuenta los peligros de ese enorme poder dominado por una minoría muy unida, iraquí, musulmán que apoyara el régimen de Hussein.

Si los medios de comunicación alternativos a la televisión siguieran en libertad, estos sin duda considerarían la dominación iraquí de los medios de comunicación como un gran peligro para Estados Unidos. Cada fuente de comunicación no-iraquí proclamaría que dicho control amenaza sus libertades. El Congreso probablemente redactaría leyes para romper el dominio absoluto en la televisión por parte de iraquíes. Patriotas les recordarían a los estadounidenses que si no fueran libres para obtener noticias imparciales, documentales y la programación, la democracia no podría funcionar.

El poder de la TV al estar controlado por un solo punto de vista erosionaría la fundación de todas las libertades: La libertad de expresión. Los expertos estarían indignados de que no-estadounidenses, personas con lealtad a una potencia extranjera, tuvieran el control sobre la mente americana.

Llevando la analogía más lejos, imagine si el resto de los medios de comunicación también estuvieran en manos iraquíes. Supongamos que las tres principales revistas de noticias, Time, Newsweek, y U.S. News and World Report estuvieran en manos de los iraquíes, que los tres periódicos estadounidenses más influyentes, The New York Times, The Wall Street Journal y The Washington Post – así como una mayoría de los principales periódicos y revistas restantes – fueran controlados por los iraquíes.

Imagine que musulmanes iraquíes dominaran la industria Hollywood, así como también las publicadoras de libros e incluso las distribuidoras de libros. También imagine que los iraquíes tienen una inmensa fortuna en los negocios y la banca, y arraigados a fondo en el entretenimiento y Hollywood, el mundo académico, la judicatura y el gobierno.

Además de todo esto, supongamos que los partidarios de Saddam Hussein tuvieran el más poderoso grupo de presión en Washington y fueran responsables de la mayor parte de la recaudación de fondos tanto de los partidos Demócratas como los Republicanos. Suponga que un dedicado iraquí fuese jefe del Consejo de Seguridad Nacional en la Casa Blanca. ¿Representaría una situación así un peligro para Estados Unidos?

Si los estadounidenses se despertaran una mañana y encontraran nombres árabes garabateados en todo los créditos de su producción de cine y televisión, en sus cabeceras de revistas y periódicos y en las páginas de sus libros, millones dirían: “¡Hemos sido conquistados!” Los televidentes sospecharían de los motivos de todo lo que vieran en la televisión y leyeran en los periódicos, revistas y libros. Serían especialmente cuidadosos de la información acerca de los problemas relacionados con los iraquíes, Saddam Hussein, el islam y el conflicto de Oriente Medio. En muy poco tiempo, muchos estadounidenses gritarían de la misma forma que Howard Beale: “¡Estoy muy enojado, y no voy a soportarlo más!

Howard BealeHoward Beale


Cuando me di cuenta de que la Revolución rusa no fue rusa, sino que fue financiada, organizada y liderada sobre todo por Judios que fueron expulsados ​​por un conflicto de siglos entre ellos y el pueblo ruso, me preguntaba cómo un hecho histórico tan importante había sido ocultado tan efectivamente.

Al conocer plenamente sobre el asesinato Comunista de millones de cristianos en Rusia y Europa del Este, me pregunté por qué había tan pocas películas, series de televisión dramáticas o documentales, novelas, libros o artículos de revistas sobre ello, al mismo tiempo  que había (y hay) un sin fin de cobertura del Holocausto (HoloCuento®).

Después leí un ejemplar del periódico Thunderbolt, publicado por el Dr. Edward Fields de Marietta, Georgia. Dr. Fields documento cuidadosamente el control judío de las tres principales cadenas de televisión de Estados Unidos, NBC, CBS y ABC. Revisé cuidadosamente las fuentes del Dr. Fields, que incluía biografías publicadas por Judios.

En el momento de mi primera investigación, Richard Sarnoff era el jefe de NBC, William Paley era el jefe de CBS, y Leonard Goldenson controlaba la ABC. Me quedé sorprendido al enterarme de que los tres eran Judios, y todos habían sido honrados con premios de numerosos grupos judíos, sionistas y pro-israelíes.

Entonces descubrí que el diario más popular en Estados Unidos, The New York Times, es propiedad de judios y es editado por judios. También lo es el periódico que tiene más influencia en el gobierno federal que cualquier otro, el Washington Post. Los judios también poseen el mayor diario de circulación en los Estados Unidos, The Wall Street Journal.

Me enteré de que los judios habían dominado Hollywood durante años. Fue interesante descubrir que de los “Hollywood Ten” (Diez de Hollywood), 9 eran judíos. Al mirar las revistas y las editoras de libros, de nuevo, descubrí una preponderancia notable de Judios, la mayoría de ellos dedicados a los intereses judíos, al igual que el hoy Steven Spielberg (director de La lista de Schindler), que es un abierto partidario de las causas sionistas. De hecho, la película más vista que se ha hecho sobre el Holocausto®, vista como si fuera historia por millones, fue totalmente una producción judía.

Jerry Molen, productor; Gerald R. Molen, productor; Steven Spielberg, director, productor; Kurt Luedtke, guionista; Steve Zaillian, guionista; Janusz Kaminski, el director de fotografía; Michael Kahn, editor; Ewa Braun, decoración del set/diseño; Branko Lustig, productor, diseñador de producción; Allan Starski, el diseñador de producción; Lew Rywin coproductor.

Años más tarde leí algunas publicaciones judías en la que se jactaban de la dominación judía de los medios de comunicación estadounidenses. También leí An Empire of Their Own” de Neal Gabler“, un libro que detalla la toma de posesión judía de la industria cinematográfica.

Ben Stein, un guionista judío, escribió el libro The View from Sunset Boulevard. En el B. Stein cándidamente comenta que una gran mayoría de los escritores y ejecutivos de televisión de Hollywood son judíos y que ellos se oponen terminantemente a los valores cristianos y la conservación de las tradiciones (de los gentiles).

B. Stein escribió un artículo para E!-online en 1997 titulado: “¿Controlan los judios los medios?” acompañado con un subtítulo que lee, “Por supuesto que si – Y que con eso”.

(Fuente original: Stein, Ben. (1997). “Do Jews Run the Media: You Bet they Do — And What of it?” E! online Internet Magazine)

Ben Stein

Ben Stein


Por alguna razón en el año 2007 E!-online elimino el artículo, pero no antes de que este fuera copiado por muchas otras páginas web. El artículo completo se puede encontrar en rense.com, pero el artículo se ha desvanecido de las paginas mainstream. En la propia página de Ben Stein el link al artículo esta caído. Sin embargo, la Wayback Machine, un servicio de archivo de Internet, ha archivado las instantáneas de la misma, por lo que todavía podemos ver el artículo en su forma original.

Jews DO control the media


Algunas citas del artículo:

“Hollywood es controlado por Judios;. Es propiedad de Judios – y ellos deberían tener una mayor sensibilidad sobre el problema de las personas que están sufriendo porque…hemos visto… la bola de grasa, hemos visto el chino, hemos visto al peligroso ‘Jap’ de ojos rasgados, hemos visto el astuto filipino, hemos visto todo, pero nunca vimos el Kike (el judio). Porque ellos saben perfectamente bien, que allí es donde se traza la [línea].”

— Brando en el programa Larry King Live

(…)

“Primero, es extremadamente claro para cualquiera que en Hollywood, por decirlo de alguna manera, los judios esta ‘a cargo’, de una manera que no es duplicada en algún otro gran negocio… ”

Ben Stein continúa nombrando una lista de ejecutivos judíos que dirigen los principales estudios, de la misma manera que Joel Stein haría en su artículo de Los Ángeles Times, ocho años después.

“En la poderosa Paramount, el accionista mayoritario es Sumner Redstone. El jefe del estudio es Jon Dolgen. El jefe de producción es Sherry Lansing -todos los miembros de la tribu (judía).

En la titánica Disney, el CEO es Michael Eisner, el judío más asimilado del mundo, que bien podría ser un presbiteriano. El subjefe es Michael Ovitz, también un judío. El Jefe del estudio es Joe Roth. (adivinen)

En la renovada y energizada ICM, los amos son Jeff Berg y Jim Wiatt. En la todavía abrumadora CAA, Jack Rapke y otros miembros de mi fe predominan. En William Morris, Jon Burnham y otros Judios están, por lo general, en las posiciones de poder.”

(Artículo Completo)

En los 1970, el Dr. William L. Pierce, director de la National Alliance y editor de la revista National Vanguard, junto con su equipo, investigo el tema y documento el dominio judío en su ensayo Who Rules America(¿Quién controla América?)

Who rules america de William Pierce

Who Rules America de William Pierce


Algunas citas del artículo:

NO HAY MAYOR PODER EN EL MUNDO de hoy que el ejercido por los manipuladores de la opinión pública en Estados Unidos. Ningún rey o Papa de la antigüedad, ningún general conquistador o sumo sacerdote nunca tuvo un poder que al menos se aproxime remotamente el de las pocas docenas de hombres que controlan los medios de comunicación de noticias y entretenimiento de los Estados Unidos.

Su poder… llega a todos los hogares en los Estados Unidos (y del mundo), y trabaja su voluntad durante casi todas las horas de vigilia. Es el poder que da forma y moldea la mente de casi todos los ciudadanos, jóvenes o viejos, ricos o pobres, simples o sofisticados.

Los medios de comunicación nos forman nuestra imagen del mundo y luego nos dicen qué pensar de esa imagen. Básicamente todo lo que sabemos (o creemos saber) acerca de los acontecimientos fuera de nuestro propio vecindario o círculo de conocidos viene a nosotros a través de nuestro diario, nuestra revista de noticias semanal, nuestra radio o nuestra televisión.

No es sólo la tremenda supresión de ciertas noticias de los periódicos o de la propaganda descarada de los “docudramas” de la TV que distorsionan la historia que caracteriza las técnicas de manipulación de opinión de los amos de los medios. Ellos ejercen tanto la sutileza y el rigor en la gestión de las noticias y el entretenimiento que nos presentan.

Ellos nos permiten saber exactamente cuáles deben nuestras actitudes hacia los diferentes tipos de personas y comportamientos mediante la colocación de esas personas o esos comportamientos en el contexto de una serie de televisión o de una situación de comedia, y hacer que los otros personajes de la televisión reaccionen de la forma políticamente correcta.

El ciudadano medio, en cuya vida cotidiana, toma una porción tan poco saludable en sus horas ante la TV, distingue entre estas situaciones de ficción y realidad con mucha dificultad. Él responde a las acciones televisadas, declaraciones y actitudes de los actores de televisión tanto como él a sus propios compañeros en la vida real.

Para ya demasiados estadounidenses (y para el resto de los países) el mundo real ha sido sustituido por la falsa realidad del entorno de la televisión, y es a esta falsa realidad a la que sus impulsos responden.

Y como sucede con la televisión de entretenimiento, lo mismo sucede con las noticias, ya sea por televisión o impresa. Lo grave de esta forma de control del pensamiento es que incluso cuando nos damos cuenta de que el entretenimiento o las noticias son sesgados, los amos de los medios todavía son capaces de manipular a la mayoría de nosotros. Esto se debe a que ellos no sólo sesgan lo que nos presentan, sino que también establecen límites tácitos y normas básicas para el espectro admisible de opinión.

Como ejemplo, considere el tratamiento mediático de las noticias de Oriente Medio. Algunos editores o comentaristas son servilmente pro-Israel en cada palabra, mientras que otros parecen casi neutrales. Nadie, sin embargo, se atreve a sugerir que el gobierno de EE.UU. está apoyando el lado equivocado en el conflicto árabe-judío, o que el 9-11 fue el resultado de ese apoyo. Tampoco nadie se atreve a sugerir que el enviar fuerzas de EE.UU. para paralizar Irak, principal rival de Israel en Oriente Medio, servía a los intereses judíos, en lugar de los intereses estadounidenses. Por lo tanto, un espectro de opinión permisible, de pro-Israel a casi neutro, es establecido. (El mismo espectro permisible se repite con las cuestiones raciales, el multiculturalismo y la “diversidad”) Es una situación de “cara yo gano, cruz, tú pierdes”

¿Y quiénes son estos todopoderosos dueños de los medios de comunicación? Como veremos, en gran medida son Judios. No es simplemente una cuestión de que los medios de comunicación están controlados por los capitalistas hambrientos de ganancias, y algunos de los cuales resultan ser Judios. Si ese fuera el caso, el origen étnico de los amos de los medios se reflejaría, al menos aproximadamente, la relación de gentiles ricos a judios ricos. A pesar de algunas excepciones destacadas, la preponderancia de los Judios en los medios es tan abrumadora que nos vemos obligados a asumir que es debido a algo más que una mera casualidad.

(Vea el Ensayo completo para leer más)

Lo que descubrí fue que la peor pesadilla de Paddy Chayefsky y su personaje en Network, Howard Beale, se había vuelto realidad. Una minoría muy cohesiva, con una lealtad de más de 3 mil años hacia su pueblo y una fanática dedicación a su nuevo estado recién formado, dominaba los medios de comunicación en Estados Unidos. Pero no eran los árabes los que tenían este poder, ni los irlandeses, o los alemanes, franceses, ingleses, rusos, suecos, daneses, o los italianos. No eran musulmanes, cristianos, mormones o católicos.

Irónicamente, es el grupo al que pertenece Paddy Chayefskys – un entusiasta de las causas judías y el estado de Israel- P. Chayefskys astutamente trata de influenciar a los espectadores en contra de los árabes, al acusarlos ficticiamente de intentar aquello que los judios ya habían logrado.

El resto del equipo de Network incluye al director Sidney Lumet, al productor Howard Gottfried, y al editor Alan Heim. La misma tribu que financio, produjo, escribió y distribuyo el filme Network, domina los medios de comunicación estadounidenses, en realidad, dominan los medios de comunicación de todo el mundo Occidental.

El poder de los judios en los medios de comunicación es tan extenso, que muy difícilmente podría exagerarlo. No es simplemente cuestión de que su poder es completamente desproporcionado a su porcentaje en la población, su poder es abrumador.

OTROS MÉTODOS DE CONTROL DE PRENSA

Logo ADL

ADL

No sólo los judios tienen un inmenso poder en los medios de comunicación a través de la propiedad y por medio de las posiciones clave para el control de la producción, la gestión, la contratación, la dirección editorial, y la escritura, sino que también tienen grupos clave de vigilancia que monitorean todas las principales publicaciones (y figuras públicas) para detectar cualquier evidencia de oposición a la supremacía judía e Israel. Una de estas multimillonarias organizaciones internacionales se llama la Liga Anti-Difamación de B’nai Brith.

Cualquier persona que se atreva a hablar libremente, es susceptible de ir en contra de esta organización que puede destruir la carrera de casi cualquier persona que considere una amenaza. La ADL también controla todas las fuentes posibles de información disponible al público, los intentos de suprimir cualquier cosa que ve como perjudicial para las relaciones públicas judías. Una de las más recientes empresas fue el desarrollo de un filtro de Internet para particulares, bibliotecas e instituciones educativas.

Por supuesto, los sitios web como el de David Duke, y otros sitios que se atreven a exponer la supremacía judía son bloqueados por los censores autonombrados.

“A través de sus 31 oficinas en todo el país, la ADL supervisa los programas escolares, listas de la adquisición de bibliotecas, conferencias y simposios públicos, que trabajan entre bastidores para reprimir la libertad intelectual.”

— Robert Friedman, “La policía del pensamiento judía: ¿Cómo la Anti-Defamation League Censora libros, intimida a los bibliotecarios, y espía a los Ciudadanos, The Village Voice, 27 de julio de 1993.

Caricatura satírica de Abraham Foxman, presidente de la ADL

Caricatura satírica de Abraham Foxman, presidente de la ADL

ISRAEL Y ARABIA

Tal vez la mejor manera de ilustrar el sesgo de los medios de comunicación es examinar la cobertura de los medios sobre Israel, en comparación con sus vecinos árabes. No hay evidencia más reveladora de cómo los judios ejercen su poder en los medios de comunicación en la búsqueda de sus intereses. Considere lo siguiente:

Irak fue condenado y atacado por la invasión de su vecino Kuwait, sin embargo… Israel invadió a su vecino Líbano, que finalmente costó la vida de al menos 20.000 civiles libaneses e incontables miles de millones de dólares de la propiedad.

La razón del ataque contra Irak, fue el hecho de que había desobedecido las resoluciones de la ONU de abandonar Kuwait, sin embargo… Israel ha desafiado las resoluciones de la ONU desde la invasión original en la década de 1980 y todavía permanece en los altos de Golán.

Otra razón por la que se atacó a Irak era porque aparentemente Irak había violado las regulaciones de la ONU sobre armas no convencionales, sin embargo… Israel, por supuesto, ha violado los reglamentos de armas desde el principio, desarrollando todo desde gas nervioso, armas biológicas a armas nucleares.

Y podría seguir y seguir, pero el catalogar la inmensa información sesgada, pro-Israel en los medios de comunicación sería una tarea monumental.

La dominación de los medios de entretenimiento y noticias de Estados Unidos es tan evidente que algunos medios de comunicación judíos han comenzado a reconocerlo, pero sugiriendo que la dominación judía no hace ningún impacto real sobre el contenido.

La portada de la revista Moment de agosto de 1996 fue adornado con el titular: “Los judios controlan Hollywood, ¿y qué?” El artículo, escrito por el conocido crítico de cine judio Michael Medved, incluyen los siguientes comentarios:


“No tiene ningún sentido en absoluto el tratar de negar la realidad del poder y protagonismo judío en la cultura popular. Cualquier lista de los ejecutivos de producción más influyentes de en cada uno de los grandes estudios de cine producirá una gran mayoría de nombres reconociblemente judíos.”

Un documental de 1998 hecho para la televisión que salió al aire en la cadena de cable Arts & Entertainment se jactó de la preeminente influencia judía en los medios de comunicación y en la formación de nuestra sociedad para sus propósitos. Fue realizado por Elliot Halpern y Simcha Jacobvici Productions, y escrita y dirigida por Simcha Jacobvici. El documental cuenta cómo los judios superaron los cineastas gentiles como Thomas Edison y DW Griffith, y reemplazado gradualmente sus temas tradicionales americanos. Películas como El Nacimiento de una Nación de Griffith que honran el patrimonio tradicional de occidente, se vieron reemplazadas con loas al inmigrante y multiracialismo. En una entrevista al autor judío Neil Gabler, que francamente dice cómo sustituyeron al “verdadero” Estados Unidos.

“(Los judios) Crearon su propia América, una América que no es la verdadera América … Pero en última instancia, esta américa falsa se volvió tan popular y tan ampliamente difundida, que sus imágenes y sus valores terminaron por devorar a la verdadera América. Y así, la gran ironía de todo Hollywood – Es que los estadounidenses llegan a definirse a sí mismos por la américa falsa que fue creada por los inmigrantes judíos de Europa del Este que no era permitidos en el recinto de la América verdadera.”

El narrador continúa diciendo que los Judios de Hollywood se convirtieron casi en un Dios con su poder y establecieron un sistema para aumentar su prestigio a los ojos de los estadounidenses.

“Donde hubo nuevos dioses debe haber nuevos ídolos. Así, los jefes de los estudios iniciaron una alianza cinematográfica con el noble título de The Academy of Motion Picture Arts and sciences. Fue la brillante idea de Mayer de crear los Oscar donde los magnates del cine  se alaban a sí mismos, dando unos a otros premios. De esta manera, se pasó de ser un grupo de Judios de inmigrantes a los galardonados productores estadounidenses.”

Who runs hollywood, C'monWho runs Hollywood, C’mon


Para darle al lector aún más evidencia sobre el extenso poder judío sobre Hollywood y los medios en general, citare las palabras de un escritor judío, que trabaja para un medio judío.

La industria cinematografía es casi exclusivamente judía, de acuerdo con un artículo en el LA TIME del 19 de diciembre de 2008, escrito por el periodista judío Joel Stein, titulado: “Los judios controlan Hollywood completamente” En una franca admisión del poder judío, Stein escribió:

“¿Qué tan judío es Hollywood? Cuando los jefes de estudio sacaron un aviso a página completa en Los Angeles Times hace unas semanas para demandar que los Screen Actors Guild finiquitaran su contrato, la carta abierta fue firmada por:

El Presidente de News Corp. Peter Chernin (JUDIO), el presidente de Paramount Pictures Brad Grey (JUDIO), el Jefe Ejecutivo de Walt Disney Co. Robert Iger (JUDIO), el president de Sony Pictures Michael Lynton (sorpresa, judío alemán), el presidente de Warner Bros. Barry Meyer (JUDIO), El jefe ejecutivo de CBS Corp. Leslie Moonves (tan judío que su tío fue el primer ministro de Israel), el jefe de MGM Harry Sloan (JUDIO) y el jefe ejecutivo de la NBC Universal Jeff Zucker (mega-JUDIO).

Si alguno de los hermanos Weinstein hubiese firmado, este grupo no solo hubieran tenido el poder de cancelar cualquier producción cinematográfica, sino también la de formar un minyan con suficiente agua fiji para llenar una mikvah.

La persona a la que le gritaban era en ese aviso era al presidente de SAG, Allen Rosenberg (adivinen). La réplica mordaz al anuncio fue escrita por el super agente del entretenimiento Ari Emanuel (un judío con padres israelíes)

Los Judios son tan dominantes, que tuve que rebuscar en los oficios para conseguir a seis gentiles (no-judios) que estuvieran ocupando altos cargos en empresas de entretenimiento. Cuando los llame para hablar de su avance increíble, cinco de ellos se negaron a hablar conmigo, al parecer por temor a ofender a los judios. El sexto, el presidente de la AMC, Charlie Collier, resultó ser judío.

Sí, controlamos Hollywood. Sin nosotros, estarían hojeando entre “The 700 Club” y “Davey and Goliath” en la televisión todo el día.

Pero no me importa si los estadounidenses piensan que nosotros controlamos los medios de comunicación, Hollywood, Wall Street o el gobierno. Sólo me importa que podamos seguir controlándolos.”

Los judios tienen una influencia desproporcionada en los medios de comunicación en Occidente, la prensa, los canales de TV/satélite, estaciones de radio, editoriales, y también en la industria del cine, para promover los anti-valores judios, y donde los enemigos políticos del sionismo son retratados como sub-humanos.

Hollywood esta principalmente -de acuerdo a las fuentes judías- en manos de los judíos, y es mal utilizada como un instrumento de propaganda. Las películas de Hollywood no solo dan forma a la mente de los occidentales, sino también, debido a su alcance global, al resto del mundo.

Los judios SI controlan los medios

Los judios SI controlan los medios


“Seamos honestos con nosotros mismos, aquí, compañeros de Judios.
En efecto si controlamos los medios de comunicación. Tenemos tantos tipos en las oficinas ejecutivas en todas las grandes empresas de producción de películas que es casi obsceno. […] ¿Sabía usted que los ocho grandes estudios de cine están a cargo de Judios? “

– Periodista judío Elad Nehorai en “Jews DO control the media“, The Times of Israel, 1 de julio de 2012.

(…)

“Uzi Safanov, un escritor del periódico Seawanhaka de la Universidad de Long Island, en Nueva York, estuvo de acuerdo. ‘Yo soy un Judío antes de ser periodista, antes de que alguien me pague para escribir’, dijo. ‘Si encuentro algo negativo sobre Israel, no lo imprimiré’.

Safanov dijo que incluso si finalmente escribió sobre incidentes negativos que suceden en Israel, que tratará de encontrar la manera de cambiar la culpa (al enemigo de Israel)’”

— Jewish Bulletin of Northern California, Nov/23/2001, en un artículo reportando sobre una reunión de periodistas judios en “Do the Write Thing“, un programa especial para estudiantes de periodismo, patrocinado por la Jewish Agency for Israel y el World Zionist Organization en la Asamblea General de las Comunidades Judías Unidas.

¡Los hechos son hechos; las masas siempre escuchan el lado judío en todo!

El control mediático de los judíos no está aislado en Estados Unidos, sino que es un patrón mundial, pero debido a cuestiones de tiempo y espacio, lo dejare limitado al caso de estados unidos, ya que de todas formas el 90% (o tal vez mas) de lo que vemos en la TV o el cine, sale de dicho país.

Para terminar me gustaría enfatizar algo, recuerde quienes son los dueños de los medios de comunicación cuando veas las noticias, cuando veas películas o documentales “históricos” sobre los “malvados nazis” y su “satánico” líder, Adolf Hitler, cuando veas las interminables películas del holocuento judío, o películas falsas sobre el "terrorismo árabe".

1045185_493389077410349_1092083775_n


“La ignorancia de las grandes masas sobre la naturaleza interna del judío, la falta de instinto y la estrechez mental de nuestras clases altas, hacen del pueblo una víctima fácil de la campaña de mentiras judía. Mientras que desde la cobardía innata, las clases altas se alejan de un hombre, el cual es atacado por las mentiras y calumnias judías, las grandes masas por estupidez o simplicidad, creen todo.

Las autoridades estatales, o se esconden en el silencio, o lo que suele ocurrir, con el objetivo de poner fin a la campaña de prensa judía, persiguen a los injustamente atacados… Junto a la francmasonería está la prensa como una segunda arma al servicio del judaísmo. Con rara perseverancia y suma habilidad sabe el judío apoderarse de la prensa, mediante cuya ayuda comienza paulatinamente a cercar y a sofisticar, a manejar y a mover el conjunto de la vida pública, porque él está en condiciones de crear y de dirigir aquel poder que bajo la denominación de “opinión pública” se conoce hoy mejor que hace algunos decenios.”

— Adolf Hitler, Mein Kampf, Cap. XI


Toda la industria musical y del entretenimiento trabaja de forma conjunta con el Régimen. Hollywood y demás ralea están muy unidos a la industria militar. Por ejemplo, antes del 11S, Hollywood llevaba ya más de 10 años sacando películas con “terroristas islámicos”. Antes de eso, el malo era la URSS (lo gracioso es que la URSS formaba igualmente parte de la judería organizada, y lo sigue estando en la actualidad). Son poderosas armas de propaganda, de ingeniería social. Es decir, el Estado moldea el comportamiento de la masa en base a sus objetivos políticos. El objetivo del Sistema globalista judío en que vivimos es el Gobierno mundial.

Los Supremacistas Judíos controlan los Mass Media


Recuerda quienes son los dueños de los medios de comunicación cuando alguno de sus desinformadores en la mal llamada “Alternative Media” te diga que los dueños de los medios son los “globalistas”, “masones”, “iluminatis”, “reptiles espaciales”, “capitalistas”, o cualquier otro eufemismo para ocultar el hecho de que los dueños de dichos medios si tienen un rostro, y es un rostro judío.

Recuerda también las enseñanzas de libro más sagrado para los judios que forma su idiosincrasia, el talmud:

“Los Judíos pueden usar mentiras para engañar a un Gentil.” –Baba Kamma 113 a

“Proclamamos que es lícito hacer uso de la mentira y del perjurio si se requiere condenar en un juicio a un no judío”. –Baba Kama, 113b – Nota: recuérdese los “Juicios” de Núremberg

“Los judíos siempre deben tratar de engañar a los cristianos.” — Zohar 1, 160 a, (Nota: Una traducción más literal del talmud se refiere a paganos, no a cristianos, paganos es TODO no-judío.)




Arma de Des-informacion Masiva.



Fuentes:

JEWISH SUPREMACISM – MY AWAKENING ON THE JEWISH QUESTION, por David Duke. Free Speech Press Covington, LA 70434. © 2002 by David Duke. Free Speech Press P.O. Box 188 Mandeville, LA 70470.  http://davidduke.com/

Radio Islam – Jewknowledge


"Israel en tanto que estado judío constituye un peligro no sólo para sí mismo y sus habitantes sino para todos los judíos y para todos los demás pueblos y estados de Oriente Medio y de más allá de esta región."

- Prof. Israel Shahak, autor antisionista israelí.


Palestine banner
Viva Palestina!

Últimas incorporaciones


 Ahmed Rami de Radio Islam: "Yo quise matar a Hassan"
Corrupción y crímenes en la corte de Hassan, Marruecos

El Holocausto bajo la lupa - Testimonios oculares versus leyes de la naturaleza
Por Jürgen Graf

La Argentina en el espacio geopolítico del terrorismo judío
Por Norberto Ceresole

Fotos 

Supremacismo Judío - El Poder judío en la Sombra    
Por David Duke


Talmud unmasked
El Talmud: Manual operativo sionista


El lobby israeli y la politica exterior estadounitense
Por John J. Mearsheimer & Stephen M. Walt

El poder judío en Occidente y en Oriente - Por Norberto Ceresole

La capitulación no es una opción
Por Jan Myrdal. Interview por Al-Intiqad, jornada de Hezbollah

Mi Lucha - Mein Kampf
Por Adolf Hitler

"Si yo fuera un líder Árabe nunca haría la paz con Israel. Es natural: hemos ocupado su tierra."

- David Ben-Gurion, Primer Ministro de Israel


Como Fue Inventado El Pueblo Judío - Por Shlomo Sand


 Víctimas del Sionismo
 Los Revisionistas



Listado de Judíos famosos y influyentes en Latinoamérica y España
Argentina, Mexico, Peru, Chile, Uruguay, Colombia, España 

Las victorias del Revisionismo
Por Robert Faurisson

The Jewish hand behind Internet The Jews behind Google, Facebook, Wikipedia, Yahoo!, MySpace, eBay...

208 personalidades opinan sobre los judíos


Ahmed Rami entrevista al general Remer en ALSHAAB


El lobby pro-Israel y la política de Estados Unidos en Oriente Medio - Por James Petras

The Founding Myths of Modern Israel
Garaudy: "Los Mitos Fundacionales
del Estato de Israel"


La Logia B'Naï B'Rith

Reel Bad Arabs - Revealing the racist Jewish Hollywood propaganda

El Estado de Israel armó las dictaduras en América Latina

En las camaras de gas de Auschwitz - Por Fred Leuchter

The Founding Myths of Modern Israel
Shahak: "Historia judía"


Sionismo y Fascismo. El sionismo en la época de los dictadores - Por Lenni Brenner

Protocolos de Sion

Vídeos - Importante colección 

Citas de Judíos Sionistas notorios

La Mafia Judía en la Argentina
Por Fabián Spollansky

Caricaturas  

Activismo! - Únete a la lucha!


Down with Zio-Apartheid
 Stop Jewish Apartheid!